EL ODIO




  

No permitas que el odio entre en tu corazón. Si te hace coquitos desvía tu mirada.  Si te llama no lo atiendas, no te le acerques. !Aléjate! El odio es un virus venenoso que te ataca y te infecta.!No lo permitas! Tu corazón se llenaría de veneno. Es como la ponzoña de la serpiente que te ataca y no puedes hacer nada para defenderte. El odio es mortal porque matas con el todo lo bueno que hay en ti. Si le das cabida, tu vida cambiará; la luz en tus ojos jamás se verá brillar; tu sonrisa se marchará; tus labios solo pronunciarán  sandeces, injurias y lamentos. El odio te contagiará las manos de inmensos deseos de atacar, de exterminar lo que encuentras a la vera del camino.  . El odio es un enemigo temeroso, es el rey de la discordia, de los malos sentimientos,  de las malas virtudes,  y vive al acecho presentándose de diferentes formas, con diferentes atuendos para que los seres humanos lo acepten. No lo permitas. No lo permitamos. El odio solo desea acabar con el amor y su meta es convertir éste mundo en el peor de los infiernos. Quien alimenta el odio, arroja al fuego al propio corazón.
0